La Forestal

La Forestal

24 de enero de 2010

Nuevos Frutales


El árbol que he comprado tiene ya dos años y después de injertarlo se le ha hecho la primera poda, como veis, sobre 80 cm o 1 metro. Esa poda determina la apertura de la copa del árbol posteriormente y en el momento de venderlo ya tiene tres o cuatro ramas. Ahora será cuestión de seguir haciendo poda de formación para tenerlo en forma de vaso, pero con un tronco lo suficientemente alto que no me moleste para la siega. Dependiendo del tipo de formación que querais dar a la plantación debereis tomar la determinación inicial de la poda. No es lo mismo tenerlo en palmeta que a todo viento.

Primero ubicamos el árbol en el pozo a ver si la altura es la adecuada. Debemos fijarnos que en caso de ser injertado, éste (el injerto) debe estar por encima de la tierra. En caso de no tener la altura adecuada rellenamos con tierra o profundizamos más. Recordar que los pozos deben hacerse al menos con una semana de antelación. Una vez puesto tapamos hasta la mitad y pisamos, ya que si pisamos el pozo habiendo tapado completamente corremos el riesgo de que la parte baja se quede hueca, porque nuestro peso no es suficiente para todo. Seguimos rellenando hasta el final y recogemos toda la tierra sacada. Volvemos a pisar. No olvideis dejar el injerto por encima de la tierra. Como veis, el árbol viene tipo "cepellón", pero realmente es a raiz desnuda. Lo que hacen en la comercializadora es poner una malla biodegradable con tierra especial para enraizar y con abono. De esta forma es más fácil plantar (en este caso es manzano granny smith) . Tener en cuenta que los árboles a raiz desnuda tienen un porcentaje mayor de fallo en el enraizamiento. Naturalmente son más baratos, y para grandes plantaciones son los que se deben utilizar. Con este método, a un servidor, no le ha fallado ninguno. Este año, igual que el pasado, el plantón lo han cobrado a 8 Euros. Ahora es la época para plantarlos, pero si se compra el árbol en cepellón, lo podeis plantar en cualquier momento como he hecho yo el verano pasado con el melocotón y el ciruelo. Estos dias está lloviendo, por lo que la tierra está muy húmeda y no será necesario regar cada semana. En caso de plantarlo en otra época del año, con mayor sequía, no olvideis echar sobre cinco litros de agua cada semana.

Como el pozo ha quedado demasiado profundo, visto el porte del manzano y donde tiene el injerto, he echado un poco de tierra para subir la raiz. No os olvideis de dejar el injerto siempre al aire. También se debe poner el árbol recto, pero eso se hace sobre la marcha al terminar de echar la tierra. Estos seis que he comprado son de los mejores porque empieza la época de plantación, pero cuanto más se espere (febrero) empezarán a llegar árboles con menor tamaño de tronco, troncos que no están rectos, ramas de la copa peor repartidas, etc.. En estos casos puede ser útil añadir un tutor, ya sea de madera (lo mejor) o de hierro corrugado de construcción. Se introduce inicialmente en el pozo, pero si es a posteriori debe tenerse cuidado de no cortar las raices cuando se clava. Existen ahora las famosas bridas para agarrar, pero también se puede hacer con cuerda, cinta de persiana, etc.. El caso es que el árbol no roce con el tutor (por el viento) ya que puede morder toda la corteza.

Para terminar, como veis, es muy útil la escoba metálica ya que recoge muy bien todos los restos ya sea en seco o en mojado. He dejado el injerto bastante justo, pero tener en cuenta que la tierra bajará otro poco en unas semanas, con lo que quedará lo suficientemente alto.


Este es uno de los dos nuevos perales Ercolini, que sustituirán a los del muro que están muy desgastados. Madura en julio, con lo que serán las primeras. Una vez que estos nuevos comiencen a producir algo quitaré los antiguos.

No hay comentarios: