La Forestal

La Forestal

18 de abril de 2010

Comienza la producción y los problemas.

A la izquierda el melocotón que se habían comido las vacas. Como se puede observar ya tiene la lepra. Es tan joven que no me atrevo a darle tratamiento ya que, con poco desarrollo son muy sensibles a los compuestos de azufre. Las ramas tienen un año.

A la derecha también se puede observar el desarrollo de la lepra (abolladura del melocotón). Como no se han tratado en invierno a base de cobre, la yema sigue infectada. En los árboles jóvenes suelen salir las hojas manchadas desde un principio, pero en los adultos puede salir totalmente verdes, por su fuerza, pero al poco tiempo se vuelven rojas.
Como recordareis, el hongo que infecta, se instala en la yema y la hoja se infecta al salir. Una vez que ya está desarrollada solo podemos atacarla con compuestos de azufre.

Este Nashí, tiene ahora tres años y, aunque el ganado lo ha comido, tiene demasiados frutos. Esperaremos unas semanas a ver si se caen algunas o de otra forma se las quitaremos para no perjudicar al árbol y que tenga fuerza para desarrollar no solo sus frutos sino también su estructura.


Este peral (Manteca Clairgeau) es una variedad que madura en el mes de octubre. Los frutos suelen desarrollarse bien y, como se ve en su parte izquierda, algunos no comienzan su desarrollo y se caen solos.
Si el árbol se ve demasiado cargado siempre se pueden quitar los frutos que están menos desarrollados.

3 comentarios:

Maria Reyes dijo...

hola fores : yo tambien he visto que tengo lepra en los melocotones. me pregunto si eso afectará a los frutos de este año. y es que ha hecho tan mal invierno que no les he podido tratar este invierno. aver que tal se da la producción

Fores dijo...

Hola María. La lepra del melocotón es peligrosa si no se ataja a tiempo. En los árboles jóvenes hay que tener cuidado con los tratamientos porque se pueden quedar sin las hojas y hasta morirse. En los adultos no tienes problemas. Existen productos en el mercado para atajarlos de forma específica como el Captan o Ziram. También cualquier producto que pueda combatir el oidio y que de forma genérica llevan azufre.
No te preocupes, efectúa dos tratamientos con una diferencia de 15 días y verás que con el primero, en una semana, las hojas se vuelven verdes otra vez.
No te retrases en el tratamiento porque, si no lo haces, las hojas se caen y no puede alimentarse el árbol.

admmyf dijo...

¡Hola Fores!

Muchas gracias por los comentarios que has hecho en mi blog. En mi espacio no esperes aprender mucha cosa si he de ser sincero, a lo sumo ver como se lo pasa bien este que escribe por esos mundos de Dios de nuestra Asturias, una excusa como otra cualquiera ha sido empezar con está bitácora digital para terminar de conocer el paisaje del Principado y de paso, pues eso, una sidrita, un quesito, una tapita, un plato de cuchara, un paseo, unas fotos y para casa.

Me gustaría saber más de plantas como tú, en eso me dais envidia sana, mi suegro es otro "chalado" de flores, arboles y pájaros, lo sabe toö!!

Y no decaigas, el blog como afición sin obligación, como hobby para uno, como distracción para que te guste más que para que guste es perfecto, para mi ha sido una liberación para no perder las fotos que hacia y luego me morían en el olvido.

Amén de haber conocido gente extraordinaria de aficiones compartidas.

Un saludo y a más ver.

PD: Gracias por la lección de Cabrales.